Fauna de Torres del Paine (Parte II)

Cóndor (Vultur gryphus): Esta magnífica ave, que habita en la Cordillera de los Andes, principalmente en Perú, Bolivia, Argentina y Chile, puede superar los 3 metros de ancho con las alas abiertas en el caso de los machos. El cóndor puede volar a más de 7.000 metros de altura y planear por un prolongado tiempo para encontrar comida, por lo que se recomienda avistarlo en miradores

Por su importancia, la caza del cóndor esta estrictamente prohibida por la Ley, además existen programas de reproducción en cautiverio para aumentar la población de esta ave típica de Chile.

Cisne de Cuello Negro (Cygnus melancoryphus): Esta ave típica de Sudamérica es fácil de reconocer por su plumaje blanco y cuello negro. Habita principalmente en lagos y lagunas, aunque durante el invierno migra hacia lugares más cálidos, como por ejemplo el sur de Brasil y Paraguay.

Zorro Culpeo (Lycalopex culpaeus): Es uno de los zorros más grandes de Sudamérica, llegando a pesar por sobre los 10 kilogramos. Pese a que también vive en Colombia, Ecuador, Bolivia y Perú, la mayoría se encuentra en la Patagonia Chilena y Argentina.

Debido a que se alimenta de carroña, aves de corral y ovejas, evita todo contacto con el ser humano, por lo que es difícil de ver. En caso de divisar un zorro culpeo, se recomienda mantener distancia y ser sigiloso.

Águila Mora (Geranoetus melanoleucus): Pertenece al grupo de las águilas, que son una de las aves depredadoras más comunes del mundo. En el Parque Nacional Torres del Paine se pueden encontrar principalmente las águilas mora, cuya vista privilegiada y poderosas garras lo hacen uno de los principales peligros para pequeños reptiles y mamíferos.

Flamenco Chileno o Austral (Phoenicopterus chilensis): Esta ave se caracteriza por sus piernas largas, el pico negro y principalmente por su plumaje rosado cuando llega a su adultez. El flamenco se puede encontrar en zonas con agua de baja profundidad, como las lagunas de la Patagonia.
En ciertos períodos del año migra desde Chile, Argentina, Bolivia, Perú y Paraguay a zonas más cálidas, como Uruguay y Brasil.

Carpintero Negro (Campephilus magellanicus): Esta ave habita solamente los bosques de la Patagonia chilena y argentina. Se caracteriza por sus plumas negras y cabeza roja en el caso del macho, mientras que las hembras y los recién nacidos mezclan el negro y el rojo. Su nombre se debe a que el carpintero magallánico crea en otoño sus nidos en los troncos de los árboles.

Cometocino Patagónico (Phrygilus patagonicus): Esta pequeña ave patagónica suele vivir en zonas con gran vegetación y alimentarse de semillas, plantas e insectos, aunque se puede encontrar comiendo desechos cerca de asentamientos humanos. Se puede reconocer por su color gris azulado y el dorso amarillo, café y verde.

Diuca (Diuca diuca): Esta pequeña ave gris con zonas blancas es común en Chile por su facilidad para adaptarse a distintos hábitats e incluso la ciudad. Generalmente vive en bandadas a excepción del período en que se reproduce.

Armadillo (Dasypodidae): El armadillo vive desde Centroamérica hasta la Patagonia, es muy fácil de reconocer por su armadura y habilidad de enrollarse ante el peligro. Es un animal nocturno, solitario y omnívoro, que prefiere vivir en cuevas o zonas secas.