Nuestra historia

En Fantástico Sur nos dedicamos a un tipo muy específico de viajero: el activo amante de la naturaleza. Actualmente contamos con cuatro Refugios de Montaña (Torre Central, Torre Norte, El Chileno y Los Cuernos), áreas de Camping en cada Refugio y Cabañas de Montaña para dos personas en el sector de Los Cuernos, además del Camping Serón al inicio del Circuito Largo.

Pero no siempre fue así. Nuestra historia de esfuerzo y visión comenzó hace tres décadas y marcó el inicio de una de las aventuras más emblemáticas del Parque Nacional Torres del Paine.

En 1977, el conde italiano Guido Monzino —uno de los primeros en dar a conocer las Torres del Paine y quien las escaló en los años 60— donó más de 12.000 hectáreas al Estado chileno, a partir de las que se establecieron los límites actuales del Parque Nacional Torres del Paine; para esa época la estancia Cerro Paine ya se encontraba en manos de privados desde 1960.

La Estancia Cerro Paine, de 4.400 hectáreas, es la única propiedad privada al interior del Parque Nacional Torres del Paine y pertenece desde 1979 a una tradicional familia croata, la familia Kusanovic. Cuando Antonio Kusanovic Senkovic, patriarca de la familia, compró la estancia —donde actualmente se encuentran Hotel Las Torres y muy cerca de ahí los Refugios Torre Central y Torre Norte—, los turistas no estaban en sus planes, más bien pensaba en la crianza de ganado, siguiendo la tradición familiar.

Sin embargo, a mediados de los años 80′ el boom turístico en la zona le permitió ampliar el negocio familiar. Desde 1986, sin mayor promoción que el boca a boca entre turistas norteamericanos y europeos, el flujo de visitantes aumentó considerablemente y la familia Kusanovic se adaptó a las necesidades de los nuevos turistas e instalaron el primer camping: lentamente y sin proponérselo, pasaron del negocio ganadero al turístico.

Actualmente el Parque Nacional Torres del Paine recibe más de 150.000 visitantes por año, que vienen principalmente desde Alemania, Francia, España, Inglaterra, Suecia, Suiza, Estados Unidos, Holanda, Polonia, Rusia, Chile y Brasil.   Se estima que más de 20.000 entusiastas trekkeros realizan cada año el Circuito W.